viernes, 11 de febrero de 2011


Tengo miedo que te vayas. Sé que todo esto algún día se acabara y ya no tendremos ninguna excusa para vernos. Sé que la vida nos separará y quedaremos en el recuerdo de dos viejos conocidos que algún día fueron amigos. Sé que te echaré de menos y te extrañaré mil veces. Y pienso entonces, ¿Por qué entraste en mi vida? ¿De qué ha servido? ¿Otra decepción más? ¿Para qué? Si tenías que irte, si tenías que desaparecer...no era necesario el haberte conocido. No era necesario el haberme enamorado de ti. Ni tampoco es justo que yo tenga que pasar por esto, cuando sé que a ti no te importa ni lo más mínimo...