lunes, 21 de marzo de 2011

Déjalo que se vaya, no pierdas tiempo en llorarlo..Y si no vuelve, ¡mejor! ; Déjalo que pague por su error.