viernes, 22 de abril de 2016

Ni siquiera sé si quiero estar con alguien por mí misma o sólo por no estar sola

Ni siquiera sé si quiero estar con alguien por mí misma o sólo por no estar sola

Ojalá no sintiese ese hueco en mi interior, esa necesidad de llenarlo.
Siempre tiendo a la soledad. Aunque tenga amigas, aunque esté a gusto con ellas y ría y me divierta y piense que estar en compañía es mucho mejor, siempre tiendo a ella. A las chicas no les suele costar encontrar pareja. Algunos dicen que es muy fácil enamorar a un hombre corriente, y que somos nosotras las selectivas que elegimos entre nuestros pretendientes. Supongo que es verdad, pero no es mi caso. Es extraño, porque me gustaría tener amigos que no fuesen de mi mismo género, pero a la hora de la verdad les tengo respeto, y me da miedo acercarme.
Soy muy, pero que muy romántica. Eso significa que en cuanto hablo con algún chico que me guste mínimamente, ya me imagino cómo sería una relación con él, con sus pros y sus contras. Tengo una necesidad constante de llenar un vacío en mi interior llamado soledad. Pero ni siquiera sé si quiero estar con alguien por mí misma o sólo por no estar sola, o por que los demás sepan que no estoy sola.
Todo es fácil cuando estás “enamorado”. Las cosas como estas dejan de tener importancia, pero son reales. Es muy sencillo decir que quieres a una persona en tal de sentirte acompañado, pero no tiene por qué ser cierto. Y me pregunto si alguna vez llegas a saberlo por completo.
Ojalá no sintiese ese hueco en mi interior, esa necesidad de llenarlo. Creo que es lo único que me hace falta para ser feliz. Comprender que, al final, nuestra felicidad es sólo nuestra, aunque sea mucho más fácil necesitar a otra persona para serlo. Pero sólo podemos estar seguros de nosotros mismos, sólo podemos estar seguros de que nosotros no nos abandonaremos o dejaremos de querernos. 
Aunque sea el típico cliché, creo que debería dejar de intentar buscar mi felicidad en un hombre, y encontrarla por mí misma. Porque creo que será la felicidad más real y satisfactoria de todas.