jueves, 24 de abril de 2014

Mi mamo.








Mi madre. Quiero dedicar esta entrada a mi madre. Ya que hablaba de ella pues he querido poner cosas que jamás me sale decirle cara a cara. Es normal, creo que a todos nos a pasado, que quizá amas mucho a tu madre y dices "va, le diré que la quiero, ahora se lo diré" pero cuando te acercas a ella, te dice "ven que no entiendo esto del whatsapp blablabla" y ya estas como "ay tio que no mama tío que pesada blablabla" y ya no se lo dices. Al menos eso me pasa a mi. Normalmente me cuesta mucho mostrar mis sentimientos y los plasmo por textos, canciones....pero me es difícil decirle a alguien que aprecio que esté conmigo, que aprecio (...) y que le(la) quiero. Y eso me pasa con mi madre. Ella a estado siempre apoyándome en todo, hemos pasado una larga historia juntas, desde pequeña yo ya venía con problemas en su barriga y las superé porque yo quería vivir. Según dice mi madre. Qué razón tiene. Me encanta vivir, no quiero morir. Si pudiera me gustaría vivir hasta los 100 años. O para siempre. Me gusta demasiado (supongo). Mi madre también le encanta. Desde pequeña me enseñó a bailar en festivales con mis otras hermanas, y yo siempre era la "llamativa" la que quería "dar la nota" siempre he sido de querer ser protagonista, dice que me escapaba del grupo de bailarines y me iba al escenario a que me dieran a mi el foco y empezaba a bailar sin parar y todo el público me aplaudía y solo querían verme a mi. Que gracioso en verdad ajajaj. Íbamos a la iglesia los domingos y cantábamos canciones con la guitarra mi hermana y yo, y cuando falleció solo iba yo y mi madre me apoyaba siempre ahí. También siempre me llevaba a lugares que en verdad "no era para mi edad" y al final por mi cara bonita siempre podía entrar y conocí cosas que debería conocer ahora y la verdad lo agradezco, porque fui con mi madre, y no me pasaría nada. Ahora si fuera sola la verdad no iría. No soy de discotecas, algunos hemos tenido temporadas, de ir un tiempo y luego no. Lo mio es....desde 2012 que no voy a ninguna. (Fiestas Mayores, etc si), pero alguna vez siempre he querido ir para desahogarte bailando y volver a tu rutina, pero nunca a sido posible y aparte me he arrepentido y no he ido al final.

La verdad es que me gusta bailar, pero ese no es mi sitio. Prefiero mil veces quedarme en casa que pensar que hasta las 6 no salgo de la discoteca, luego pasas frío hasta que venga tu tren (normalmente siempre sales antes de las 6 y has de esperar 1h o que se yo para coger tren) y hacer transbordes y con sueño volver a casa a las 9 de la mañana y no recuperarte de eso hasta unos días después. No no, prefiero estar en casa calentita, película o componer, escuchar música, o tocar la guitarra, alguna serie, o estar con mi madre viendo tonterías mientras nos atiborramos a comida basura y cotilleamos la vida de los famosos, jajajaj. O con mi perro Drew en la cama. Mi madre siempre a estado ahí para todo. En mis victorias y en mis fracasos, y en mis llantos, y en mis risas. Muchas veces le he dicho cosas como "no me interesa" algo que decía cuando me importaba pero en ese mismo instante no tenía animo o cualquier cosa. Normalmente con las madres o padres nos ponemos en un estado a veces raro y no expresamos lo que realmente les queremos. Por ejemplo estas cosas me son difíciles de decírselo. Y la verdad es que daría mi vida entera porque ella fuera feliz o por movería toda la tierra para que ella estuviera bien. Es mi mejor amiga, a quien le comparto todo lo que me pasa, a la que me llevo a todas partes de viaje o centros comerciales, o lugares como la montaña o donde me pique y nadie quiera ir conmigo, allá va ella. Incluso si quiero una fiesta, vamos ella y yo, o que se yo, ir a la playa... cosas así. Mi madre es la única persona que más quiero y mi padre no lo tengo aquí conmigo y eso también me hace tener miedo, miedo de que a mi me a tenido en una edad tarde, y sufro....sufro porque no quiero perderla a mis 19 años. Quiero casarme, tener hijos y cuando ya no dependa tanto de ella, que sea su hora. Y siempre tengo ese miedo, cada día rezo porque me la cuiden porque es la única persona que me queda. Cuando tienes unos padres jóvenes y tienes a los dos, separados o juntos no piensas en eso. Pero si solo tienes a un pariente y tiene una edad, tienes miedo. Y muchas veces lloro mucho porque no quiero perderla jamás. Ella es mi debilidad, mi inspiración, la persona por la que no podría separarme, no aún. No puedo. Por eso voy a hacer que esté orgullosa de mi, quiero demostrarle que le quiero, que haré cualquier cosa para que no pase de nada y que siempre estaré aquí.

Con cariño, tu hija. Te quiero mamito. <3