lunes, 14 de julio de 2014


He aprendido que, en cualquier momento, se puede conocer a alguien, convertirlo en todo y, de un día para otro, volver a ser extraños.